UN GATO Y UN FELPUDO

Estoy leyendo teorías de física cuántica, que es como abrir la puerta de casa y encontrarse el felpudo flotando en mitad de la galaxia y durmiendo en él, un gato que vaya uno a saber si está vivo o muerto.

STOP

Y la gripe, como un guardia de tráfico de película italiana, ha alzado la mano con la palma extendida. Es el momento de parar.