LA CATEDRAL INVADIDA

Pero por sorprendentes que sean los olores, el verdadero misterio está en nosotros. Nuestra nariz percibe a través de un filtro insoslayable que, sin embargo, no es físico: la memoria.

El Perfume del miedo

Tal vez tendríamos que encargarle a una nariz de prestigio que creara el perfume del miedo; a la casa Lalique para que diseñara una botella con un hombre en cuclillas y organizar una fabulosa campaña publicitaria de lanzamiento: “Miedo”. Para tí que sabes inspirarlo…