El IDEOGRAMA

En el folio cayó una gota de sangre que lo volvió, por contraste, aún más blanco. “La gota, limpia como un ideograma japonés, parecía tener, sobre el papel, cierto sentido…”