LOS GATOS

Ningún cartel dirá nunca “prohibidos los gatos” frente a un jardín, sería inútil. Ellos comen, defecan y se reproducen en mitad de cualquier Ágora, como Diógenes – (curiosamente apodado El Perro -) .