MI EGO Y YO

Qué le voy a hacer, el ego es un amante insaciable y hay que mimarlo y complacerlo porque si no, termina por irse con otra.