LA PINTORA Y EL LADRÓN

La obra de arte es un puñetazo que dobla en dos la mediocridad con que se viste la existencia diaria del hombre común.