LIBRE

Ya me ha ocurrido tres veces. Se me cruza por el camino trotando con cierta prisa hacia el otro extremo de lo que un día fue bosque. Va contenta, eso se ve. Va apurada; es cuestión de minutos que alguien la vea y llame a la policía o al 112. La vaca acelera el paso…