LA HERENCIA

“Ojalá tuviera un perro y no un loro como tú, impertinente y patético. Porque hijo, a base de sacarte las plumas estás que das pena, para qué vamos a mentir. Al menos un perro te conecta con otra gente, es algo que hasta da buena imagen. Pasear con un galgo, un chow-chow, un pastor alemán,…